Dile a PepsiCo que no estás de acuerdo con lo que sus proveedores hacen en La Soledad

Ya hay una carta pública (en inglés y en castellano) para pedir mayor protección al Perrito Mexicano de las Praderas. Sé un buen ciudadano y ayuda a la protección de esta especie. Firma en: http://www.thepetitionsite.com/28/help-protect-mexican-prairie-dogs

miércoles, 24 de febrero de 2010

Profepa NO admite la denuncia por los destrozos en La Soledad




Por increíble que parezca, Profepa no admitió mi denuncia por los destrozos en La Soledad contra la mayor colonia de Perritos Mexicanos de las Praderas que queda. 
Esta es la primera vez (de unas treinta denuncias) que me sucede esto. 
Trampa legal? Abandono de responsabilidades? Ganas de no hacer las cosas? Usted escoja, pero lo que es cierto es que el Perrito Mexicano de las Praderas, especie supuestamente protegida por las leyes nacionales y por tratados internacionales firmados por nuestro país, no tiene quien la defienda.
Como ningún mexicano o ninguna mexicana tiene hoy a quien acudir para pedir la protección de la ley y de la autoridad.
Patético.

sábado, 6 de febrero de 2010

¡Pásele a firmar la carta de apoyo al Perrito Mexicano de las Praderas!

Ya hay una carta pública (en inglés y en castellano) para pedir mayor protección al Perrito Mexicano de las Praderas. Sé un buen ciudadano y ayuda a la protección de esta especie. Firma en: http://www.thepetitionsite.com/28/help-protect-mexican-prairie-dogs

jueves, 4 de febrero de 2010

Investigadores Mexicanos y Americanos envían una carta a las autoridades mexicanas en apoyo al Perrito Mexicano de las Praderas

February 4, 2010
Mr. Juan Rafael Elvira-Quesada
Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales
Blvd. Adolfo Ruiz Cortinez 4209
Col. Jardines en la Montaña
Distrito Federal, TLALPAN
14210 Mexico
c.secretario@semarnat.gob.mx

Mr. Patricio Patron-Laviada
Procurador Federal de Protección al Ambiente
Ajusco 200
Col Jardines en la Montaña
Distrito Federal, TLALPAN
14210 Mexico
ppatron@profepa.gob.mx

Dear Mr. Juan Rafael Elvira-Quesada and Mr Patricio Patron-Laviada:

We are scientists that have studied prairie dogs for 10 to more than 30 years. We are writing to you because we are very concerned about the fate of Mexican prairie dogs (Cynomys mexicanus), which are keystone species that play important roles in grassland ecosystems. Mexican prairie dogs provide food for many animals, including Ferruginous Hawks, Prairie Falcons, Golden Eagles and other raptors, badgers, coyotes, and kit fox. Burrowing Owls, Mountain Plovers, rabbits, other rodents, snakes, lizards, and arthropods also use the important burrows and colony habitat that Mexican prairie dogs create.

The Mexican prairie dog is an endangered species in Mexico that has declined across its historic range by 74%. The rapid, continued decline of this species is dramatic, with a recent study showing that in just 3 years the Mexican prairie dog’s range declined by 33%. Indeed, since the early 1980s, Mexican prairie dogs have been the target of eradication programs by potato farmers in NE Mexico. Conservation efforts have been put in place in recent times by Mexican authorities and conservation groups such as the protected areas “Llano de la Soledad” in southern Nuevo León and other efforts in the adjacent state of Coahuila. Despite these efforts, and the listing of Mexican prairie dogs as an endangered species protected by Mexican law, their numbers continue to dwindle.

We have recently learned of the destruction of part of the largest remaining Mexican prairie dog colony in the state of Coahuila, due to apparently misplaced and illegal soil conservation activities (see photo below). These activities exacerbate the already degraded condition of the grassland habitat due to extensive overgrazing by livestock, and especially habitat loss from conversion of grassland habitat to cropland.

Mexican authorities must work to preserve the ecological role of Mexican prairie dogs throughout their historic range, not just maintain prairie dogs at the current critical population minimum. Rather, at a level to maintain their important functional role in grassland systems, in order to maintain the populations of other species that depend on and strongly associate with prairie dogs.

Considerable effort by the Mexican government is needed to prevent such destruction to their habitat, including: 1) implementing proper livestock management that does not overgraze and desertify the grassland and 2) stopping the conversion of grassland to cropland. These efforts are critically needed in order to protect not only this endangered prairie dog species, but the many other species that depend on them.
We urge Mexican authorities to work closely with biologists in the field to ensure that the valuable role of Mexican prairie dogs in Mexican grasslands is preserved, enforcing Mexican environmental law and enhancing conservation efforts for grasslands and all its inhabitants, including humans.

--

Somos investigadores que hemos estudiado a los perritos de las praderas por períodos que van de 10 hasta más de 30 años. Los perritos mexicanos de la pradera (Cynomys mexicanus) son una especie clave que juega un papel muy importante en los pastizales. Los perritos mexicanos de las praderas sirven de alimento a muchos otros animales incluyendo a las aguilillas reales, los halcones mexicanos, las águilas reales y otras rapaces, tejones, coyotes y zorritas del desierto. Las lechuzas llaneras, los chorlitos llaneros, los conejos, otros roedores, las víboras, lagartijas y artrópodos usan sus madrigueras y el hábitat que con sus colonias crean los perritos mexicanos de las praderas.

El perrito mexicano de las praderas es una especie mexicana en peligro de extinción que ha desaparecido del 74% de su rango histórico. El declive rápido y sostenido de esta especie es dramático pues un estudio reciente encontró que solamente en 3 años su rango se redujo en un 33%. De hecho, desde los principios de los ochentas, los perritos mexicanos de las praderas han sido el blanco de programas de erradicación por parte de cultivadores de papa en el noreste de México. Los esfuerzos de conservación más recientes tanto del gobierno mexicano como de grupos conservacionistas incluyen la creación del área protegida "Llano de la Soledad" en el sur de Nuevo León y otros esfuerzos similares en el vecino estado de Coahuila. A pesar de estos esfuerzos y de la categorización del Perrito Mexicano de las Praderas como especie en peligro en las leyes mexicanas, sus números siguen reduciéndose.

Recientemente nos enteramos de la destrucción de una parte de la última gran colonia de perritos mexicanos de las praderas en el estado de Coahuila al parecer por culpa de trabajos presuntamente erróneos e ilegales de conservación de suelos (ver fotos a continuación). Estas actividades exacerban la condición ya degradada del pastizal debida al sobrepastoreo y la pérdida de habitar por el cambio de uso de suelo de pastizal a tierras de cultivo.

Consideramos que las autoridades mexicanas deben trabajar para conservar el papel ecológico de los perritos mexicanos de las praderas en todo su rango histórico y no sólo para mantenerlos en el nivel crítico actual de población. Estos esfuerzos deben tener como meta mantener su papel funcional en los pastizales para así mantener las poblaciones de otras especies que dependen de y se asocian fuertemente con los perritos de las praderas.

Se require un esfuerzo considerable por parte del gobierno de México para evitar la destrucción de su habitat, incluyendo: 1) implementar planes de manejo adecuado del ganado que evite el sobrepastoreo y la desertificación del pastizal y 2) detener la conversión de pastizal en tierra de cultivo. Estos esfuerzos se necesitan de manera crítica para proteger no solamente a esta especie de perrito de las praderas en peligro sino a las numerosas especies que dependen de ella.

Les pedimos con urgencia que trabajen de cerca con biólogos en el campo para asegurar que el valioso papel de los perritos mexicanos de las praderas juegan en los pastizales mexicanos se conserve haciendo cumplir las leyes ambientales mexicanas y aumentando los esfuerzos de conservación para los pastizales y todos sus habitantes, incluyendo los humanos.

Atentamente,
Gamaliel Castañeda Gaytán, Ph.D.
Doctor en ciencias
Laboratorio de Biología
Escuela Superior de Biología - Universidad Juárez del Estado de Durango
Gomez Palacio, Durango, México

Gerardo Ceballos, Ph.D.
Profesor
Instituto de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., México

Ana D. Davidson, Ph.D.
Postdoctoral Fellow
Instituto de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., México
&
Department of Biology
University of New Mexico
Albuquerque, NM, USA

Martha Desmond, Ph.D.
Associate Professor
Department of Fish, Wildlife, and Conservation Ecology
New Mexico State University
Las Cruces, NM 88003-0003, USA

James K. Detling, Ph.D.
Professor Emeritus
Department of Biology
Colorado State University
Fort Collins, Colorado, USA

John L. Hoogland, Ph.D.
Professor of Biology
Appalachian Laboratory
The University of Maryland
Frostburg, Maryland, USA

Rurik List, Ph.D.
Investigador Asociado
Instituto de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., México

Travis M. Livieri
Executive Director/Senior Biologist
Prairie Wildlife Research
Wellington, Colorado, USA

Brian Miller, Ph.D.
Executive director
Wind River Ranch Foundation
Watrous, New Mexico, USA

Biol. Jesus Pacheco
Tecnico Académico
Instituto de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., México

Biol. Eduardo Ponce
Instituto de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., México

Richard P. Reading, Ph.D.
Director of Conservation Biology
Denver Zoological Foundation
2300 Steele St.
Denver, CO 80205, USA

Biol. Rodrigo Sierra
Instituto de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., México

Biol. Emmanuel Rivera
Instituto de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., México

Dr. Con Slobodchikoff, Professor of Biology
Department of Biological Sciences
Northern Arizona University
Flagstaff, AZ 86011 USA

Joe Truett, Ph.D.
Senior Biologist
Turner Endangered Species Fund
Glenwood, New Mexico, USA

jueves, 21 de enero de 2010

Últimas Noticias



De manera extraoficial se sabe lo siguiente:
El área afectada está en el Ejido San José del Alamito, Coahuila.
No se realizaron trabajos para cultivos, sino que alguna agencia de gobierno (aún no sabemos que agencia) les dió a los ejidatarios un proyecto de conservación de suelo que involucraba el trazado de curvas de nivel (supongo que totalmente inútiles en un terreno tan plano) para cuarenta hectáreas de la colonia de los perritos. El "apoyo" incluyó también la colocación de un cercado.
El ejido tiene una servidumbre ecológica con Pronatura Noreste A.C. en este predio. Esto implica que el ejido debió haber solictado un permiso a Pronatura para hacer cualquier modificación al terreno, situación que no se dió. Igualmente el técnico a cargo de la obra tenía la obligación de indagar si ese era un sitio donde estas obras podían llevarse a cabo. De haberlo hecho, el trabajo no se habría realizado y el técnico no habría cobrado.
Quizá pronto tengamos un reporte preliminar por parte de investigadores de la UANL sobre las afectaciones al Perrito Mexicano de las Praderas y a su hábitat. De producirse este reporte, aquí daremos cuenta de él.
Es inconcebible que las autoridades, encargadas de cumplir con las leyes y obligadas a conservar el patrimonio común de los mexicanos -como es el pastizal y sus habitantes- haya abdicado de sus obligaciones de una manera tan clamorosa.
Gracias a Tamara Rioja y a arkive.org por la foto de las crías de Perrito Mexicano de las Praderas. Aquí pueden verse varias fotos de esta especie.

Nota en El Norte 21 de enero de 2010





Dañan hábitat de perrito de las praderas
Por César Cepeda
Monterrey,  México (21 enero 2010).-   Un grupo ecologista denunció movimientos de tierra presuntamente ilegales en una zona de casi 100 hectáreas ubicada en los límites del área estatal protegida Llano de La Soledad, localizada en el Municipio de Galeana, y que es un hábitat natural del perrito de la pradera, especie declarada en peligro de extinción.

La denuncia pública fue hecha por el biólogo René Valdez y fue retomada por Jorge Ortiz Mena, integrante del Consejo Ciudadano de la Semarnat, quien avisó el martes a la delegación estatal de la Profepa.

"Están preparando la tierra para cultivo", contó Valdez, biólogo de profesión.

"Los surcos que hicieron son para el sistema de riego y dañaron las madrigueras del animal".

La Semarnat de Nuevo León informó que los trabajos realizados no contaban con ninguna autorización para cambio de uso de suelo en la zona.

Hasta ayer la Profepa de Nuevo León investigaba si la zona afectada se encontraba en Nuevo León o en Coahuila y si el desmonte detectado eran trabajos de rehabilitación del suelo o preparativos para cultivar papa.

Francisco Treviño, delegado de la Profepa en Nuevo León, señaló que se enviaron inspectores a la zona para comenzar una investigación sobre estos movimientos de tierra en esta superficie ubicada cerca del ejido La Hediondilla, en Galeana, y el ejido Alamillo, ubicado en Coahuila.

El perrito de la pradera es una especie en peligro de extinción protegida por la NOM-059-SEMARNAT-2001, que brinda servicios ambientales a la tierra.



ESTA NOTA PUEDES ENCONTRARLA EN:
http://www.elnorte.com/local/articulo/1076340/ 

Fecha de publicación: 21-Ene-2010

miércoles, 20 de enero de 2010

La Soledad, un sitio biodiverso en el Desierto Chihuahuense en 2010 Año Mundial de la Biodiversidad



El Llano de la Soledad o el Valle de la Soledad es un pastizal que aloja una gran biodiversidad. Los Perritos Mexicanos de las Praderas Cynomys mexicanus impiden el crecimiento de arbustos y árboles lo que permite el predominio de los pastos. Las grandes praderas de Norteamérica bien pueden ser un invento de los Perritos de las Praderas. De este hábitat dependen muchas otras especiesde mamíferos, aves y reptiles. Si los perritos desaparecen, desaparece el pastizal y desaparece la biodiversidad, inusualmente alta, del sitio. Por ello es tan importante defender a los perritos ante esta agresión de los agricultores de papa / comida chatarra.
En esta entrada se muestran las generosas contribuciones de Rubén Deschamps. Como todas las fotos de este blog, todos los derechos de las fotos son del autor y están reservados por lo que no se pueden copiar sin permiso expreso del autor.
Aquí pueden ver una Matraca del Desierto Campylorhynchus bruneicapillus, un ave que llena con su rasposo canto el aire pesado de los mediodías calurosos del verano.



El Cuervo Común o Cacalote Norteño Corvus corax Es una de las aves que dominan el pastizal. Estos son animales que, recién se viene descubriendo, posee una inteligencia prodigiosa.



Dice Susan Tweit, escritora usamericana que el Capiturrín Pyrocephalus rubinus, más que un ave, es un rojo signo de admiración en el aire del desierto. Y en verdad lo es pues lo podemos ver, sin binoculares, a cincuenta metros o más, a pesar de ser tan pequeño.



El Aguililla Real Buteo regalis  (no confundir con el Águila Real Aquila chrysaetos que también está presente en los pastizales del SE de Coahuila y S de Nuevo León) es una rapaz imponente y bella que migra largas distancias para venir a estos rincones de México.



El Gorrión Zacatero Pooecetes gramineus es uno de los muchos gorriones que les gusta el pastizal, incluyendo el Gorrión de Worthen Spizella wortheni otro endemismo que se circunscribe a estos pequeños manchones de pastizal que aún sobreviven en el Noreste de México.



El capulinero Phainopepla nitens es un papamoscas vistoso, que despliega dos grandes manchas blancas en su plumaje negro al volar de rama en rama, emitiendo cortos silbidos que parecen emitidos por una persona.



El Pradero Occidental o Tortilla con Chile Sturnella neglecta, ave del pastizal por excelencia llena el aire con un canto líquido y eufónico capaz de provocar recuerdos agradables del sitio donde uno lo oyó, años después de haberlo visto.